LCh/ Quenita I.

La LCh/ Quenita I es una lancha chilota velera clásica construida en 1960 por el carpintero de ribera Sr. Vargas, de Chechil, Isla Puluqui, Calbuco, Chile para don Luis Villaroel quien la bautizó con el nombre de Luisa.  En 1978 fue adquirida por el Sr. Gilberto Calbucura, de Leguimán quien la rebautizó con el nombre Anita II. Además de trabajarla en el acarreo de leña y tablones desde las montañas a las ciudades la usó para participar con mucho éxito en varias regatas locales de lanchas chilotas y en la famosa regata a la Laguna San Rafael.

Lo mas notable de esta embarcación es que ganó cinco de las seis regatas de lanchas chilotas que se corrieron de Puerto Montt a la Laguna San Rafael, regata que cubria 1500 kilometros y se demoraba 22 dias en ejecutarse. La revista Viento Y Marea, del diario El Llanquihue, señalaba que en 1985, cuando se corrió la sexta regata de lanchas chilotas, había veinte lanchas participando.

En 1990 la compró don Quemil Ríos Pérez, un conocido periodista calbucano fallecido trágicamente a una edad muy temprana, enamorado de las tradiciones chilotas y de este tipo de embarcaciones.  El la rescata de su estado de abandono y le da su actual nombre de Quenita I.

En los años 2003, 2004 y 2005, en los que documenté sus características, era la única lancha que mantenía su estructura y condiciones originales. Su armador me dijo que con los años solo le habían hecho algunas reparaciones al casco pero que en lo esencial el trataba de dejarla en su forma rústica tradicional.

Desafortunadamente esta lancha  se encuentra hoy dia destruida en la rada de Calbuco. Es una lástima que sea así.  Tampoco se puede reconstruir pues seria muy caro hacerlo de acuerdo con el Sr. Roberto Zuñica, un conocido y respetado constructor de lanchas de Calbuco.  Por el momento se sigue trabajando en buscar financimiento para construir una lancha nueva.

El proyecto de construcción de lanchas chilotas clásicas que se presentó a la Cámara de Diputados y que se presenta en el INICIO surgió como una extensión de la idea de construir una lancha chilota para la Municipalidad de Calbuco en reemplazo de la Quenita I.

Los detalles de su estructura, materiales, construcción, y narrativa se encuentra en el libro “Lanchas Chilotas: Un patrimonio Histórico y Cultural de Chile”.